Buscar
  • jaimeclaudio

¡Leer el Quijote, Humanizar Tu Vida!

Actualizado: 6 de dic de 2021

¡Haciendo el Quijote Tuyo!

estrategias para cerrar la brecha de largo y difícil de leer



Jaime Claudio Villamil Profesor Medicina de Familia UPR

drjaimeclaudio.com




¿Porque leerlo? ¿En verdad, en serio?

1. Comentario de ÁNGEL BASANTA 21 abril, 2005, El Cultural. https://elcultural.com/Por-que-leer-El-Quijote


La lectura despierta una gozosa llama íntima que, bien alimentada, no se apaga nunca. Leer es una perdurable aventura interior en la que siempre surgen descubrimientos que nos sorprenden, tanto en las maravillas externas que salen por doquier como en las emociones e inquietudes que reviven en la imaginación. Leemos para saber que no estamos solos; para conocer otras vidas, acercarnos a otros mundos y a otras culturas, sentir nuevas emociones e intensificar las ya vividas y comprender algo mejor las inquietudes del género humano. La experiencia lectora es inagotable por la inmensa capacidad de elección entre la enorme riqueza que atesoran los libros. Leyendo nos fundimos con las ansias de nuestros semejantes. Y al mismo tiempo los grandes libros también nos leen a nosotros, avivando actitudes, sentimientos y emociones que nos permiten conocernos más y ser mejores personas.

Leer El Quijote depara la aventura suprema entre cuantas hay guardadas para lectores cómplices. Cervantes escribió con sabiduría infinita la más grande novela de todos los tiempos. Lo hizo procurando divertir y enseñar, en calculado equilibrio, a todos los lectores.


Como dice por medio del bachiller Sansón Carrasco, su historia “es tan clara, que no hay cosa que dificultar en ella: los niños la manosean, los mozos la leen, los hombres la entienden y los viejos la celebran, y, finalmente, es tan trillada y tan leída y tan sabida de todo género de gentes, que apenas han visto algún rocín flaco cuando dicen: ‘Allí va Rocinante” (II, 3). Parece increíble que los no-lectores de hoy hayan logrado afianzar el error de que El Quijote es pesado y aburrido cuando en realidad se trata de una de las obras más divertidas de la literatura universal. Como libro cómico fue leído en su tiempo. Y cuantos discretos lectores de cualquier época se acercaron limpiamente a sus páginas han disfrutado de su comicidad, humor y capacidad de entretenimiento.


¿Qué ha sucedido para que hoy no siga siendo así? Se han producido cambios profundos en nuestra sociedad. Vivimos en tiempos de muchas prisas, y esta novela es larga; las nuevas generaciones han nacido en la cultura de la imagen, con los más jóvenes fascinados por cantos de sirenas informáticas, y ello no invita a la lectura; hoy son otros los intereses. El Quijote pertenece al pasado y muchas de las gracias derramadas en su texto no son fáciles de entender para el lector actual. Por eso conviene usar una edición anotada con explicaciones y comentarios breves de palabras antiguas y referencias y alusiones históricas, literarias, mitológicas y otras sutilezas de forma y estilo. En lo demás, hágase caso a Cervantes: manoséenlo niños en ediciones abreviadas, léanlo mozos en trance de llegar a veinteañeros, entiéndanlo personas adultas según la capacidad de cada una y celébrenlo todos en la melancolía de la vejez, que también es la de don Quijote, cuando el mundo se nos extingue.


¿Por qué leer El Quijote? Porque, bien leído en edad propicia, puede regalarnos un inmenso placer estético, que, además, se intensificará cada vez que lo volvamos a leer. El Quijote contiene la parodia y burla de aventuras caballerescas que alumbraron la imaginación de muchos lectores desde fines de la Edad Media hasta Cervantes. Aún hoy aquellos fabulosos libros de caballerías cuentan con lectores de tanto prestigio como Vargas Llosa. El Quijote ofrece una completa visión panorámica de la sociedad española del siglo de oro. La novela cervantina esconde la construcción de un completo sistema lúdico que se desarrolla en un juego codificado por don Quijote de acuerdo con las reglas de la caballería andante. Así lo explicó Torrente Ballester, el mayor heredero de Cervantes en los últimos tiempos: don Quijote finge su locura para ser caballero andante y protagonista de un libro, como tal se comporta en sus aventuras y encuentros con otros personajes, busca su reconocimiento por los demás y respeta las reglas de su juego; pero hay gentes como el cura y el barbero que las quebrantan y así retiran al caballero encerrado en una jaula.


El Quijote representa también una forma de vida libremente elegida: el visionario don Quijote crea su realidad, su nombre, sus armas, el nombre de Rocinante y el de su amada, Dulcinea del Toboso, que constituye el ideal más sublime imaginado por el ser humano. El caballero nunca decae en la defensa de su ideal amoroso. Ni siquiera cuando es vencido por el Caballero de la Blanca Luna. Aún en el abismo de su desaliento, don Quijote proclama su fe en Dulcinea con estremecidas palabras que hacían llorar al poeta romántico alemán Heine: “Dulcinea del Toboso es la más hermosa mujer del mundo, y yo el más desdichado caballero de la tierra, y no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad. Aprieta, caballero, la lanza, y quítame la vida, pues me has quitado la honra” (II, 64).


La gran novela cervantina constituye una magistral síntesis de vida y literatura, de vida soñada y vida vivida; afirma los más nobles valores del heroísmo; refleja los afanes y penares de la prosa de la vida cotidiana; encarna una imperecedera lección de solidaridad, justicia y amor al bien, como resultado de una capacidad de comprensión de todo lo humano nunca superada ni antes ni después; y es un canto a la libertad, entonado por un genial hidalgo manchego que, leyendo libros, se convirtió en el lector ideal, creyendo cuanto leía y poniéndolo en práctica como don Quijote de la Mancha. Por eso Pedro Salinas propuso nombrarlo santo patrono de los lectores. Que así sea.


2. Comentario de Alexandra Astudillo, Universidad San Francisco de Quito https://dialoguemos.ec/2016/04/por-que-leer-el-quijote-400-anos-despues/


El Quijote se sigue leyendo, 400 años después, porque es una propuesta de vida. Y quizás esta haya sido la razón de que se haya publicado en todas las lenguas que tienen escritura. Y si bien es cierto que estamos en una sociedad menos lectora que antes, también es cierto que tenemos el derecho de abrir nuestra capacidad imaginativa a una propuesta literaria que no solamente narra la vida de un personaje o nos cuenta una historia, sino que nos hace regresar a preguntas vitales que atraviesan los 400 años de vigencia de la obra: ¿quién soy? ¿Cómo enfrento mis miedos? ¿Cuán valiente soy para mirar lo que es diferente de lo que yo pienso? ¿Cómo asimilo lo que no entiendo? ¿Cómo puedo ser creativo en medio de las dificultades? Y entender algo fundamental: que todo lo dicho no lo puedo vivir individualmente, pues necesito de otro, que en el texto es Sancho Panza, para desde allí entender que el individuo, solo, no es nadie.

Visto El Quijote como una propuesta de vida, el concepto de libertad atraviesa todo el texto, porque el personaje es absolutamente libre para reinventarse, tener una propuesta para resolver los problemas de su sociedad. Es libre para vencerse a sí mismo e ir más allá de sus limitaciones. Y libre también para entender que hay aspectos que nos sobrepasan, como cuando es vencido por el Caballero de la Blanca Luna en la playa de Barcelona. El Quijote tiene que rendir honor a la ley de la caballería a la cual era absolutamente fiel y bajo esa norma tiene que acatar lo que el Caballero de la Blanca Luna le pide: renunciar a su sueño de transformar el mundo. Por eso él le dice que si ya le ha quitado la honra, ahora debía quitarle la vida. Porque la vida no se entiende si te quitan la libertad de poder transformar, crear y seguir tu sueño.

Luego en la obra también incide críticamente el concepto de utopía. A veces me resisto a relacionar lo utópico con perseguir algo que no tiene sentido. Más bien pensaría en la noción de thopos: es decir, que uno va haciendo lugar en la medida en que uno se entrega. Si eso es un fracaso, siempre quedará algo del individuo en los demás. En algo habrá cambiado ese thopos en el cual ha actuado. Aunque el personaje fracase en tanto se inventa un mundo de caballería que ya no existe, su dignidad y fidelidad a su idea deja una marca por donde haya ido. En ese sentido el thopos deja de ser algo lejano e inalcanzable.

Ahora recuerdo un libro: Teoría del Quijote. Su mística hispánica, de Fernando Rielo Pardal. El autor hace una analogía entre El Quijote y un santo de cualquier época. Porque el personaje es capaz de darlo todo por los demás, porque El Quijote no lucha por él mismo sino por los otros. De hecho, él define que ha venido a enderezar entuertos, a proteger doncellas, en el contexto de la caballería. Y, por otro lado, Rielo Pardal lo asocia con un santo porque el ejercicio de la caballería implica también una transformación interior, una renuncia y una donación de sí.


3. Comentario de Pablo Sol Mora-Critico Literario 29 septiembre 2021 https://letraslibres.com/literatura/el-quijote-o-la-dicha-de-leer/

“Mis últimas lecturas del Quijote se han enfocado en un aspecto que no es posible apreciar cabalmente a los nueve ni a los veinte, pues requiere madurez y experiencia (no hay que olvidar que el Quijote es la obra de un hombre de casi sesenta años), y que hoy creo que representa lo mejor de Cervantes: su profunda humanidad, hecha de benevolencia, alegría, sentido del humor, ironía y una magnánima comprensión –o sea, que solo un alma verdaderamente grande puede tener– de todo lo humano. Hay un gran abrazo en Cervantes; su obra es un cálido y complejo gesto de afecto al hombre. Bien mirado, entre los cientos de personajes que pueblan su obra, no hay ninguno que pueda ser considerado genuinamente malo. No porque ignorara la maldad o la crueldad –las conoció bien–, sino porque, a pesar de ellas, elige privilegiar la bondad. Esa entrañable humanitas no la tienen otros clásicos, no la tiene Dante, no la tiene Shakespeare, no la tiene Goethe. Es lo genuinamente cervantino.”



Quien ha leído el quijote?

“Según un informe del CIS (2015) sobre los hábitos de lectura de los españoles, el 41% de los encuestados confiesa no haber leído el Quijote. Según la opinión general, es una obra "difícil de leer", y las razones más apuntadas son "el lenguaje en que está escrita" y que “es demasiado larga”. En resumen: exige demasiado esfuerzo.


De los datos anteriores parece deducirse que 59 de cada 100 españoles encuestados han leído la inmortal obra de Cervantes. ¡Maravilloso! Pero… ¿no lo harían obligados por sus estudios? Si: sólo 18 de los 59 manifestaron haber leído el Quijote por voluntad propia. Y ¿cuántos de éstos llegaron a leerlo completo? Sólo 12 contestaron afirmativamente. El dato ni es para tirar cohetes ni para rasgarse las vestiduras (al fin y al cabo, el 12% de los españoles confiesa que “no me gusta leer”); pero el asunto empeora cuando el encuestado es requerido a demostrar su nivel de conocimiento del Quijote.


Ya sabemos qué pasa con las encuestas: todo depende del cristal con que se miren los resultados (por no hablar de lo inquisitivo de las(s) pregunta(s) y de la sinceridad de los encuestados); pero en ésta destaca que el 80[…]”


Excerpt From: Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan. “Las aventuras de Don Quijote de La Mancha (nunca así contadas). Primera Parte.” Apple Books.

Las capas de asimilación del Quijote


Estrategias y Recursos







Audiolibro (Excelente voz y locución de Jesus Brotons)

Grabación de 2005 que encargó el gobierno de Aragón a la empresa Estudios Roma. Esta grabación es la mejor de todos la audios DQ sin duda alguna y como dice el locutor Jesus Brotons, “fue una gran satisfacción personal aunque con muy poco reconocimiento y, eso sí, soy una de las pocas personas en el mundo que tienen pruebas materiales de haberse leído los dos libros de El Quijote. A los demás se les puede creer o no.”


Sugiero escuchar la narración a 1.25 X de velocidad (ajustable en youtube en controles o en aplicativo de tu computadora que maneje audio…p ej para la mac soy fanático de VLC). Mientras lo escuchas lees la versión anotada de la Real Academia del 2005 ya sea en carpeta dura y/o en Kindle para teléfono móvil o tableta.


Se pueden descargar todos los audio archivos en https://www.dropbox.com/sh/x8kowqvmhvygqpq/AACRodayRPHO-pv_F3X4_C4ta


Para escucharlos en Youtube se desglosa en los siguientes enlaces:


Quijote Primer Libro 1605-Capitulo 1-30 https://youtu.be/bg36zXVce_A

Quijote Primer Libro 1605-Capitulo 31-52 https://youtu.be/gvtTmVI4u7c

Quijote Segundo Libro 1615-Capitulo 3-60 con música https://youtu.be/-AxGxTmTrAU

Quijote Segundo Libro 1615-Capitulo 31 a 52 https://youtu.be/gvtTmVI4u7c (tiene los capítulos desglosados en comentario de oyente)

Quijote Segundo Libro 1615-Capitulo 32 a 60 con música https://youtu.be/-AxGxTmTrAU

Quijote Segundo Libro 1615-Capitulo 61 a 74 con música https://youtu.be/g4PpRrLQ5kg


Copias Digitales Anotadas

Leer en copia de Kindle versión anotada de la Real Academia.

https://tinyurl.com/2wdwwkht

Opción de edición RAE de Francisco Rico (tiene material adicional de gráficos y reseñas de críticos)

https://tinyurl.com/3ydt45fk




Comentario de estrategias de lectura

Tener copia libro carpeta dura para anotar (si no, no es tuyo!!)

Planifica la lectura te tomará como 60 horas una lectura completa con buen entendimiento. 30 min x 4 días + 2 horas fin semana. LO LEES EN 2-3 meses

132 capítulos cada uno coge 15 minutos de audio lectura. 2 por noche

Considera leer en castellano moderno, la versión de Trapriello (extraordinaria).

Lee versión en inglés moderno de Rutherford

Inscríbete gratis curso Quijote en línea, (excelente!) para profundizar.

opencourses.ufm.edu

Usa resumen de brújula para tener "mapa del territorio".

https://tinyurl.com/4jf62y8a/

Curso de Yale-Dr. Roberto González

https://tinyurl.com/rurb74






9 vistas0 comentarios